17 agosto 2014

¡Yiiiiha. Pará! Por fin lo hemos conseguido.

Evidentemente, estamos de obras.

¡Yiiiiha. Pará!

Por fin lo hemos conseguido.













aunque también habría mucho que decir . . . 



La preparación ha sido laboriosa:
largo y tortuoso el camino curricular,
pero a base de constancia,


. . . del cansancio del personal. 














Con el hundimiento informático a modo de inexcusable excusa, más que nada

de más y más imperfecta constancia,
hemos alcanzado el doctorado en postergar:
¡pasemos ya a descansar,
que agosto pega duro!


 




¡dejamos pendiente el re-modelado!



Y podemos prometer (jejeje) que, en cuanto haya un nuevo equipo informático,
reflotaremos el blog.
Mientras tanto,  mil besos para todos
 y pedimos perdón a quienes no hemos podido atender en estos meses
(ni a comentarios ni a mail, pudimos acceder).
Y otro tanto a los que aún dejaremos sin atender, durante vaya usted a saber cuanto tiempo más.